Rompemos la hucha

Al final nos hemos atrevido a cambiarlo de tiesto, martillo en mano me sentía como en la infancia, cuando rompíamos la hucha.
Muchos de los hijos se desprendieron y han acabado en otro tiesto.
Ahora a esperar a ver como evolucionan ambos ejemplares.

2 comentarios:

Rosan dijo...

holla.
realmente não havia mais como esperar, esta troca já se fazia urgente, acho que agora em maceta nova vai crescer ainda mais.
beso

Ender dijo...

Rosan, ya se nota el cambio de maceta, en un par de meses creció bastante.
Ahora espero que el año que viene me de flores :D