¿Cómo ha llegado esto aquí?

Mi vecina de planta y de terraza, es una señora mayor.
Desde que llegamos, sólo la "conocemos" por los gritos que le da a su marido y los que da en general.
Le gusta estar al tanto de lo que hacemos, sin que se note, o eso es lo que ella cree y no es que se mate a saludar precisamente cuando nos encontramos en la terraza.
Así que cuando el otro día mientras yo sacaba fotos a mis plantas, empezó a chillar,
-Vecina, vecina!!!- pensé que se había declarado un incendio o algo por el estilo.
Pero no, resulta que mi vecina está ya muy mayor, cómo el 80% de mis vecinos, por otro lado, y ve que ya no puede con sus plantas, así que las va regalando o tirando, poco a poco.
Lo cierto es que ahora mismo tiene las plantas echas una pena, en todas ellas hay Kalanchoes de esos que son cómo mala hierba y algunos Drosanthemum, también por todas partes.
Y como en una de sus visitas oculares a mi terraza ha descubierto que compartimos gusto por los pinchudos, me ha ofrecido este pedazo de tiesto.



Para ser sinceros, yo al tiesto le eché el ojo desde el día que llegamos, para que lo voy a negar.
Estaba allí, tan grande, con un tiesto tan enano, era tan bonito y yo que pensaba, si algún día se van, o de aquí (piso), o de aquí (mundo terrenal), igual los hijos me lo regalan, o lo dejan, o lo pido, o....
Pero no ha hecho falta, él sabía que estábamos destinados y al fin me ha sido entregado.
Ahora miedo me da sacarlos del minitiesto en el que está y replantarlo, más que nada por que mucho me temo que viene con regalito en forma de cochinilla, la he visto en otros esquejes que me ha regalado.

Ya véis, lo único que me une con mis vecinas cotillas, la de aquí, y la de antes, es la afición a los cactus.

7 comentarios:

Rosan dijo...

holla. Ender.
que lindo cactu, e que enorme, agora penso como será que conseguio crescer assim nesta maceta tão pequena.
as cochonolhas são perigosas, encontrei aqui em meus vasos no outro dia, fiz uma limpeza mas não sei se será suficiente.

desejo sorte com a retirada, porque nesta maceta o coitadinho, não tem mais como ficar.

beso

Drach dijo...

Magnífico. me encantan esas plantas que se las han arreglado para crecer en esas condiciones¡¡¡, yo encontré, de la misma manera por predestinación, una euphorbia canariensis inmensa en un bote grande de aceitunas, lo bien cierto es que le costó mucho tiempo pasar a mejores condiciones despues de tantos años. Suerte¡

Bololoch dijo...

jaja me ha hecho mucha gracia la relación amor-odio que tienes con tus vecinas.

P.D. Yo no lo movería del tiesto, en todo caso lo abonaría, porque no me imagino a esa señora habiendo cambiado el sustrato alguna vez. Es una joya, encontrar ejemplares tan desarrollados no es fácil encontrarlos :)

cArlosmXaX dijo...

en primer lugar urgente cambiar de macetero a esos pobres cactus

y esta de demas decir que estan muy bonitos

a veces la vida se da en los lugares mas increibles y que decir de las ganas de vivir de cada uno ellos

saludos!!!

anamonona dijo...

felicitaciones por el regalo recibido....aunque pobre...los gritos que habrá escuchado ese pobre echinopsis...

Khenai dijo...

No, si lo que tiene que ser, tiene que ser. Yo voto por dejarlo en el sitio que está.

Ender dijo...

Pues sí Rosan, yo también me pregunté al verlo como había podido crecer tanto en tan poco espacio, pero es que estas plantas se buscan la vida en cualquier parte :D

Drach, por predestinación, jajajajaja

Boloch, no, yo no creo que lo haya abonado mucho, pero sí lo voy a cambiar de tiesto, más que nada por que quiero revisar el tema de las cochinillas.

Carlos, en eso estamos, en cambiarlo :D

Ana, pues espero que disfrute con el cambio de ubicación y la ausencia de gritos :DDD

khenai, como decía lo transplantaré por que me preocupa la cochinilla.

Saludos a todos.