Aclimatándose

Para evitar que se me ahoguen o hielen las plantas en invierno, han estado en cajas y bajo cubierto.
Ahora hay que aclimatarlas de nuevo al sol, y para que no se quemen hay que sacarlas cada día un poco, como deberíamos hacer las personas cuando vamos a la playa, sino el resultado es que se queman completamente.

Así que llevo varias semanas sacando y entrando o tapando las plantas, esperando que se aclimaten.
Ya pronto se quedarán todas, menos las más delicadas, fuera.

En sus cajas listas para ser llevadas y traídas.
El rincón de los semilleros.

Injertos y plantas sacando raíces propias.

2 comentarios:

Rosan dijo...

oi Ender.
é preciso mesmo fazer assim senão se perdem todas queimadas.

beso

Ender dijo...

Y aún y así algunas se queman un poco :D